top of page
  • Yanira Hernández Cabiya

(video) ¿Qué máquina de café necesito en mi restaurante?

El café en un restaurante es un valor añadido que si no se le presta la atención requerida puede arruinar toda la experiencia del comensal.


Como nos explica Manuel Cruzado, dueño de Pasiones Coffee Roasters, un buen restaurante debe tener al menos una buena máquina de café expreso para servir la popular bebida a sus clientes.

"Hoy día, cuando uno va a un restaurante, uno espera un café expreso", afirma el torrefactor quien ha sido dueño de restaurantes en los pasados años.


Aunque no lo parezca, el mundo de las cafeteras es muy diverso y hasta puede resultar fascinante. La tecnología ha hecho de estas máquinas verdaderas expertas en el arte de preparar café.


Entonces ¿cómo elijo una máquina adecuada para mi operación?


1- Debes conocer los gustos y costumbres de tus clientes. ¿El café es un complemento de la comida o es parte especial del menú?

2- Si el negocio es pequeño o si vende poco café, puede que exista la tentación de comprar una cafetera doméstica. Esto es un error. Aunque la calidad del café que elaboran estas máquinas sea buena, no están diseñadas para uso comercial y seguramente durará poco.

3- Es preciso pensar en los materiales de los que está hecha la máquina. El acero inoxidable es un material noble y fácil de limpiar. Si la máquina está a la vista del público, se verá siempre reluciente y no lucirá envejecida.


¿Qué mirar en la cafetera antes de comprar?

Las opciones que ofrece el mercado son muchas, por eso es necesario conocer las posibilidades. Una buena máquina expresso te permitirá brindar café con leche, capuchino, café americano, café mocha, entre otras variantes.


La mayor parte de las máquinas que preparan este café son de bomba impulsada, funcionan con una bomba que crea presión; la bomba impulsa el agua para que moje el grano molido y se transforme en café bebible.


En general, estas cafeteras requieren la intervención de una persona para moler el grano, cargar el café molido, establecer el tiempo de preparado, determinar la presión del agua, etc.

  • Máquina tradicional de café. Es una cafetera automática, muy segura, ideal para el autoservicio.

  • Máquina de café a la taza, produce un café de mejor calidad. Requiere la presencia de una persona durante todo el proceso. Es considerada semiautomática, aunque la mayor parte de los momentos de la elaboración es controlada por el barista.

  • Cabezales. Los cabezales son las piezas de salida del café ya preparado. De los grupos de cabezales depende la cantidad de cafés que pueden prepararse simultáneamente.

La recomendación es que las cafeteras de un grupo de cabezales es adecuada para no más de cincuenta cafés por día. La mayoría de los restaurantes se deciden por la máquina de dos grupos.


Pendiente a próximos artículos en los que continuaremos profundizando sobre el tema.

153 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
1000x-1.jpg
AdobeStock_365594858.png
bottom of page