• Yanira Hernández Cabiya

Uber y Door Dash ayudarán a sus choferes con el costo de gasolina

Actualizado: 29 mar


Con los precios del combustible subiendo como la espuma, las empresas de entrega de alimentos - Uber Eats, DoorDash y Grubhub - anunciaron que ajustarán su compensación a sus choferes para ayudarles amortizar el incremento.


En el caso de Uber Eats y Grubhub, estas anunciaron que pagarán más a los conductores, de modo que continúe siendo costo efectiva esta actividad. DoorDash por su parte, les está devolviendo dinero en efectivo por la gasolina. Al final las empresas buscan mantener el suministro de conductores. El precio promedio de la gasolina ha subido más del 20% en las últimas dos semanas.


DoorDash, el proveedor de entrega de alimentos más grande de EE. UU., dijo el martes que lanzará un programa de recompensas de gasolina que les dará a los conductores hasta un 10% de reembolso en efectivo si usan la tarjeta de débito Visa prepaga DasherDirect de la compañía. El beneficio se aplica independientemente de si la persona está conduciendo para DoorDash en ese momento.


Los conductores también pueden obtener bonificaciones semanales según la distancia que viajen. Si un conductor completa 100 millas en pedidos, por ejemplo, recibirá $5 adicionales.


La compañía dijo que, en conjunto, los cambios deberían ayudar a compensar el aumento en los precios de la gasolina.


Uber Eats ayudará a aliviar los costos de gasolina para los conductores cobrando más a los clientes. Las nuevas tarifas que ya entraron en vigor implican que los clientes pagarán entre 35 y 45 centavos adicionales por sus pedidos a domicilio, según el lugar donde se encuentren. Ese dinero irá directamente a los conductores, dijo la compañía.


Los recargos se basan en las distancias de viaje promedio y los aumentos en el precio de la gasolina en cada estado, según Uber. Las nuevas tarifas estarán vigentes durante al menos 60 días.


Los conductores de entrega de terceros son contratistas independientes y son responsables de pagar la gasolina y otros costos del vehículo. Por lo general, se les paga una tarifa base determinada por el tiempo y la distancia de cada pedido, más la propina.


En las pasadas semanas, conductores en Estados Unidos denunciaron que están ganando menos dinero, volviéndose más selectivos sobre qué pedidos aceptan o considerando tomarse un descanso de los trabajos de entrega debido a los precios de la gasolina.


Mientras, los consumidores se enfrentan al aumento de los precios en prácticamente todos los frentes, incluso en los restaurantes, donde la inflación está alcanzando máximos de 40 años. Los precios del menú de entrega son aún más caros: los restaurantes están aumentando esos precios en un promedio del 24% de sus menús regulares, según un estudio reciente del proveedor de tecnología Paytronix realizado en Estados Unidos. Eso ni siquiera incluye las tarifas adicionales cobradas por los propios proveedores.


Existe la preocupación de que agregar precios altísimos de la gasolina a la mezcla podría comenzar a afectar el gasto discrecional de los consumidores, incluso en los restaurantes.


16 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
1000x-1.jpg
AdobeStock_365594858.png