top of page
MAPFRE Salud_Banner 1970x600.jpg
  • Foto del escritorFood Business

Lecciones de la bancarrota de Red Lobster

Actualizado: 29 may


Fachada del restaurante Red Lobster
La cadena llegó a Puerto Rico en el 2018 como parte de su plan de expansión, una inversión de $2 millones y la creación de 170 empleos locales.
La reciente bancarrota de Red Lobster, una de las cadenas de restaurantes de mariscos más grandes de Estados Unidos, ha dejado a la industria de restaurantes con valiosas lecciones que deben tenerse en cuenta para no replicar el nefasto resultado. Aquí, exploramos cinco de las más importantes.

Evitar la sobrecarga de deuda

Red Lobster se encontró con una deuda significativa y contratos de arrendamiento a largo plazo. Esta carga financiera pesada limitó su capacidad para adaptarse a los cambios en el mercado y finalmente contribuyó a su caída. Las empresas deben ser cautelosas al asumir deudas y asegurarse de que tienen un plan sólido para su reembolso.


Cuidado con las promociones costosas

Red Lobster perdió mucho dinero debido a su oferta de “endless shrimp” (camarones sin fin). Aunque las promociones pueden atraer a los clientes, es crucial calcular el impacto financiero a largo plazo. Las promociones deben ser sostenibles y no poner en peligro la salud financiera de la empresa.


Mantener un equilibrio entre la expansión y la rentabilidad

Red Lobster tenía una huella de restaurante sobredimensionada y poco rentable. La expansión puede ser emocionante, pero es vital asegurarse de que cada nueva ubicación pueda ser rentable. La expansión por el bien de la expansión puede llevar a problemas financieros.


Adaptarse a las condiciones macroeconómicas

El CEO de Red Lobster citó un “difícil entorno macroeconómico” como uno de los factores que contribuyeron a la necesidad de la empresa de solicitar la protección del Capítulo 111. Las empresas deben estar preparadas para adaptarse a las condiciones económicas cambiantes y tener planes de contingencia en su lugar.


Evitar acuerdos de arrendamiento desfavorables

Cuando Darden Restaurants vendió Red Lobster a Golden Gate Capital, se realizó un acuerdo de venta y arrendamiento que resultó en que Red Lobster tuviera que comenzar a pagar alquiler en propiedades que antes poseía. Este acuerdo contribuyó a la carga financiera de Red Lobster y finalmente a su bancarrota. Es crucial que las empresas comprendan completamente las implicaciones de cualquier acuerdo de arrendamiento antes de firmarlo.


Prestar atención a estas áreas podrían ayudar a otras empresas a evitar un destino similar.

           

67 visualizaciones0 comentarios

Comments


1000x-1.jpg
MAPFRE Salud Email banner 1070x600.jpg
AdobeStock_365594858.png
bottom of page