• Food Business

EVITA EL FRAUDE con tarjetas de crédito

Por Yanira Hernández-Cabiya


De cada cinco personas que piden un estado de su crédito para verificar posible fraude con su tarjeta de crédito, al menos una comprueba que ha sido víctima.


Desde la década de 1980, cuando las tarjetas de crédito comenzaron a ser más comunes entre los consumidores, el fraude con este método de pago ha sido un dolor de cabeza tanto para los clientes, como para los negocios.


Para tratar de reducir el impacto de este fraude en los bancos que emiten las tarjetas, en el 2015 se estableció una política bancaria conocida como ‘EMV liability shift’ o el cambio de responsabilidad de Europay, MasterCard, Visa. Esta nueva política hace que el propietario de un negocio pueda ser responsable ‘liable’ del fraude de las tarjetas de crédito, si no establece en su negocio medidas para evitarlo.


Antes, el emisor de la tarjeta (es decir, el banco) era responsable de cargos fraudulentos y tendría que absorber los costos. Pero ahora, los propietarios del negocio son responsables de aquellos cargos fraudulentos que se realicen si estos son mayores de $25. Por eso, se crearon las tarjetas EMV, que son aquellas que utilizan un chip para aumentar la seguridad y prevenir el fraude.


Es decir, un negocio debe procesar todas las tarjetas que tienen chip, introduciendo la misma en máquina que lee el dispositivo, porque si la pasa deslizándola y es una transacción fraudulenta, el negocio será responsable de los cargos fraudulentos. Eso significa que vas a tener que pagar la factura de tu cliente, ya sea un almuerzo de $30 o una lujosa comida de $300.


¿Qué es el fraude con tarjeta de crédito?

El fraude con tarjeta de crédito es cuando alguien roba la información de la tarjeta de pago, un número de identificación personal (PIN) o la tarjeta física real de una persona y la usa para pagar algo.

Existen dos tipos principales de fraude con tarjeta de crédito:

  • Transacción de tarjeta no presente (CNP): pedidos telefónicos y en línea donde la información se introducen manualmente

  • Transacciones de fecha actual (CP): la tarjeta física se utiliza para el pago

¿Por qué el fraude con tarjetas de crédito es un riesgo creciente para los restaurantes?

El fraude con tarjetas de crédito es un riesgo creciente para los restaurantes porque la implementación de los sistemas EMV no es obligatoria y la industria ha sido lenta en acoger el cambio.


Para algunos dueños de negocio, el costo que implica implantar la tecnología que requiere establecer estos sistemas en el negocio es muy alto para justificar el cambio.


Pero esa no es la única razón. Con el auge cada vez mayor de los pedidos en línea o por teléfono es más fácil para el estafador utilizar información o tarjetas robadas para pagar.


Por ello, para reducir las posibilidades de fraude en su negocio es recomendable que adquieras un lector EMV para procesar las transacciones con tarjetas de crédito o débito. Además, debes asegurarte de que el procesador de pagos o punto de venta (PDV) cumplen con PCI (Payment Card Industry Data Security Standard).


Pero si en tu restaurante estás recopilando y almacenando datos de clientes, entonces es el negocio el que debe ser compatible con PCI.



Pagos con el celular

Aunque parezca mentira, la realidad es que los pagos con las aplicaciones del celular (Apple Pay, Google Wallet, etc.) son más seguros que los pagos tradicionales con tarjeta de crédito porque la información financiera de un consumidor no se trasfiere durante la transacción. Solo se utiliza una versión codificada de los datos para autorizar el pago.

El pago móvil –que se configura en el POS del negocio- también es más seguro para el establecimiento porque la mayoría de los teléfonos ya requieren autenticación de uno o dos factores, lo que hace que los datos sean más difíciles de jaquear y un teléfono robado más difícil de usar.

Contratos con terceros

El tema del fraude también es un problema cuando se utilizan aplicaciones para pedidos como -Uber Eats– porque las órdenes se hacen sin que haya una tarjeta presente (CNP, Card Not Present).


Mientras que el pedido llega a tu negocio, estas aplicaciones procesan el pago de tus clientes a través de sus propias plataformas, lo que significa que los restaurantes no están vendiendo directamente a los clientes.


Sin embargo, si está utilizando uno o más de estos sistemas para ordenar o entregar comida debes asegurarte que::

  • En el contrato se estipule que el restaurante no se hace responsable cuando la aplicación acepta un pedido utilizando una tarjeta fraudulenta.

  • Cuentan con políticas de seguridad de datos para prevenir el fraude con tarjetas de crédito.

Pero todos estos consejos no sirven para nada si no mantienes tu personal adiestrado y educado sobre la importancia del manejo adecuado de las tarjetas de crédito y de la información de los clientes.

  • Enseña a tus empleados a velar por las siguientes señales de posible fraude:

  • El primer número de la tarjeta no corresponde al banco que la emite. (American Express siempre comienza con 3; Visa es 4; MasterCard 5; y Discover es 6)

  • La banda magnética está hecha del mismo material que el resto de la tarjeta

  • Un cliente parece especialmente ansioso o tiene prisa porque termine la transacción.

  • Un cliente se niega a presentar una identificación cuando lo solicita un miembro del personal.

  • Crea un protocolo para que hacer cuando se sospecha del uso fraudulento de una tarjeta que puede incluir:

  1. Solicitar una forma de pago diferente

  2. Consultar con un gerente

  3. Contactar con el emisor de la tarjeta


249 Las Marías, Hyde Park

San Juan, PR 00925

©2018 by Food Business PR

Designed by Camaleon-pr.com