• Food Business

Crea una experiencia gastronómica memorable


Estamos en tiempos en los que, aun cuando tus platos sea los más exquisitos del planeta, si no brindas una experiencia memorable, la competencia podría quedarse con tu clientela. Las personas desean algo más que comer en un restaurante: puede ser tan informal como un chinchorreo, o tan especializada como un menú de degustación.


Lo importante es que el cliente se sienta único y tenga deseos de regresar para sentirse bien, otra vez.


¿Por qué ofrecer una experiencia?

Las experiencias ofrecen a los comensales tanto a los nuevos como a los que regresan, una razón convincente para salir a cenar, y proporcionan esa conexión personal que todos hemos echado de menos. Ofrecer una experiencia única es una excelente oportunidad para dar a los comensales un momento especial y convertir a los comensales pasivos en comensales comprometidos. Un comensal comprometido definitivamente va a hablar de su experiencia y compartirla con su familia y amigos, o publicar sobre ella en las redes sociales”. Y en estos tiempos, todo se trata de los demás sepan lo bien que la pasaste para que ellos también lo quieran probar.


Allison Crawford, directora de experiencias vinícolas de la bodega JUSTIN, ha descubierto que proporcionar una descripción clara y concisa de una experiencia, también ayuda a comunicar información importante al comensal, lo que a menudo se traduce en menos trabajo para ella y su personal. De este modo, el equipo puede concentrarse mejor en conectar con los comensales y crear una experiencia de alta calidad.


Elige la experiencia que quieres ofrecer

La experiencia comienza desde que el cliente llama para la reservación, la atención que recibe, y el tiempo de espera. La persona que contesta el teléfono o el Whatsapp, ¿lo hace con formalidad? ¿Se toma el tiempo de buscar cuál es la necesidad de cliente y se espera en satisfacerla?


Otra experiencia puede ser la presentación del menú o un evento que realices cada semana para el disfrute de tus comensales, una bohemia con música en vivo o un menú de desgustación. Presta atención a todos los detalles y debes ser consistente para que siempre la experiencia tenga la misma calidad.


Mira la competencia de tu zona

Fíjate en las experiencias que ofrecen otros restaurantes de tu vecindario y en sus precios. Cuando los comensales quieren reservar en tu restaurante, es probable que busquen otros similares y cercanos, comparándolos entre sí. Debes asegurarte de que tu precio es competitivo, pero también de que tus experiencias sean diferentes.


Promueve tu experiencia con un título y una descripción llamativa

La forma de describir tu experiencia puede ser tan importante como tu menú. Piensa en ello como una oportunidad para captar la atención de las personas y establecer expectativas correctas. Ten en cuenta estos consejos al escribir el nombre y la descripción de tu experiencia.

  1. Destaca lo que es único y especial de tu oferta. Las personas buscan acceder a experiencias exclusivas, limitadas e imperdibles. Evita títulos genéricos como “Happy Hour” y elige títulos más descriptivos y únicos. No te limites a enumerar los elementos del menú: incluye en la descripción detalles o aspectos destacados de tu carta que atraigan a los comensales a reservar sin dar demasiados detalles.

  2. Sé breve. Cuantas menos palabras uses, mejor.

  3. Ten en cuenta el uso del celular. El 62% de las reservaciones de experiencias en línea se hacen desde aplicaciones móviles, según los datos de reservaciones de experiencias de OpenTable en Estados Unidos y Canadá de julio a octubre de 2020. Así que haz que tu descripción sea apta para teléfonos: los primeros 100 caracteres son todo lo que las personas pueden ver sin ampliar la vista, así que haz que esos caracteres sean convincentes.

  4. Redacta y guarda la descripción de tu experiencia antes de publicarla. Mantener un registro de los detalles de las experiencias anteriores en un documento de Google o Word, puede ser útil para redactar las descripciones de futuros eventos o para evaluar su rendimiento. Con el tiempo, al igual que con tu menú, reconocerás el mensaje que mejor resuena entre tus comensales.

Promociona y comercializa tus experiencias

Has creado tu experiencia y ahora es el momento de correr la voz para atraer a los comensales. Promociona tus experiencias en todos tus canales de marketing. Destácalas en tu sitio web en la plataforma para reservas, envíalas por correo electrónico a los comensales anteriores y a los VIP, promuévelas en tus redes sociales y menciónalas en los materiales de marketing del restaurante.


Promueve que los clientes compartan en sus redes sociales sobre su visita. Te sorprenderás el impacto que tiene esta estrategia.


Se estratégico

Las experiencias ofrecen un sinfín de beneficios tanto para los comensales como para tu restaurante, pero antes de agregar experiencias, asegúrate de que es una buena decisión comercial. En resumen, no ofrezcas una experiencia porque sí. Usa una estrategia para saber qué ofreces y cuándo, de modo que consigas más comensales e ingresos, y no dejes de ofrecer lo que ya tienes.


Prueba y sigue probando hasta que lo consigas.

Algunas cosas funcionarán a la primera, mientras que otras requerirán un poco de ensayo y error para aprovechar lo que funciona y aprender de lo que no.


No te limites al menú.

Los comensales buscan formas nuevas e interesantes de experimentar los restaurantes. Piensa en otras formas de relacionarte con ellos, o combina lo que ya haces con una oferta única: “Paquete romántico: cócteles en la terraza y tour por la cocina”.


Obtén ingresos fuera de las horas de apertura.

Si tu restaurante está cerrado para determinados servicios, puede ser una buena oportunidad para ofrecer una experiencia que te permita obtener ingresos adicionales. Considera la posibilidad de crear catas o clases a primera hora de la tarde, o en la mañana. Actividades que requieran un mínimo de preparación y personal, pero que den buenos resultados en cuanto a la satisfacción de los comensales.


Define el éxito de tus experiencias.

Para saber si una experiencia está funcionando, tienes que ser capaz de medir su éxito. Define claramente lo que esperas conseguir ofreciendo una experiencia e identifica los resultados clave que puedes usar para medir el éxito, como el aumento de los ingresos diarios en un 20% o la reducción del número de meseros un viernes por la noche.


Con estos consejos, lánzate y define cuál será tu estrategia para crear nuevas experiencias para tu restaurante.


13 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
1000x-1.jpg
AdobeStock_365594858.png