top of page
  • Yanira Hernández Cabiya

¿Qué café debo usar para mi restaurante?

Son muchas las razones por las que un café espresso es tan especial: su aroma, su pungencia, su gratificante sabor, el cosquilleo que deja en el paladar… La razón puede variar según la persona, pero lo cierto es que un espresso es mucho más que una simple taza de café. Por esas y muchas razones más, ofrecer a tus clientes un café expresso de calidad y bien preparado es, hoy día, más importante que nunca.


Pero preparar un buen café expresso tiene su truco. Si no cuentas con los granos de café adecuados, incluso ni la mejor cafetera espresso ni un barista de clase mundial pueden evitar que el espresso tenga un sabor débil, amargo o blando. ¿Cómo puedes evitar que esto ocurra?


En general, los granos de café con tueste oscuro son los mejores para preparar un clásico café espresso. O al menos los granos con un tueste medio-oscuro. Además, el café blonde roast o tostado suave también está considerado como una buena elección para preparar café espresso.


Sin embargo, independiente del tueste que uses, debes buscar en la etiqueta que el grano sea de café Arábica. Son los mejores granos. Sí es 100 % Arábica mejor (no Robusta).


Las plantas de café producen sus mejores granos cuando crecen a grandes altitudes y en clima tropical. Esas condiciones se dan en la zona ecuatorial entre las latitudes 25º Norte y 30º Sur. También intervienen otras variables como la calidad de la tierra, el tiempo (lluvias y sol), por lo que hay más de 50 países por todo el mundo que se dedican a plantar café en sus tierras consiguiendo una gran variedad tanto en calidad como en sabor. Por eso el café puertorriqueño es tan bien cotizado en el mercado local e internacional.


Granos de café enteros y no molidos

Los granos de café hay que molerlos cuando vayamos a tomar la taza de café para que no se pierdan sus distintos sabores. Una gran parte del sabor de una taza de café proviene de los aceites del grano. Los granos de café tostado pueden tener una superficie aceitosa. Este aceite es muy volátil, y cuando se expone al oxígeno, comienza a degradarse.


Sí compras granos de café asegúrate de que estén sellados en una bolsa hermética, preferiblemente una que tenga una válvula de un solo sentido. Cuando compras café molido, algunos de esos aceites volátiles se habrán evaporado durante el proceso de molienda por lo tanto, no compres grandes cantidades. Compra lo que vayas a utilizar en las próximas dos semanas a un mes y de esa forma siempre obtendrás un café de calidad y el beneplácito de tus clientes.



166 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
1000x-1.jpg
AdobeStock_365594858.png
bottom of page