• Food Business

Incentivos contributivos para Jóvenes Empresarios y Pymes

por Lcda. Ana Montañez



Siguiendo el ejemplo de muchas jurisdicciones de Estados Unidos y de otros países como Francia, Puerto Rico ha desarrollado una serie de incentivos valiosos para impulsar la creación de nuevos negocios por parte de jóvenes emprendedores. Hoy podemos ver el resultado de estos incentivos en la amplia oferta de nuevas barras, restaurantes y food trucks localizados alrededor de toda la Isla. Este auge de desarrollo de negocios no solo redunda en una mayor oferta gastronómica, sino que genera gran actividad económica.


El incentivo principal dirigido al desarrollo de este tipo de negocio es la Ley 135-2014, conocida como la “Ley de Incentivos y Financiamiento para Jóvenes Empresarios”, la cual fue aprobada con el propósito de fomentar las iniciativas de negocios de los jóvenes y potenciar el empresarismo local. Para ser elegible bajo la Ley 135, el emprendedor tiene que estar entre las edades de 16 y 35 años, ser residente de Puerto Rico y establecer un nuevo negocio.


Esta ley provee una exención total de contribución sobre ingresos, contribución sobre la propiedad (CRIM) y patente municipal por los primeros tres años de operación. El monto de la exención está limitado a los primeros $500,000 de ingreso bruto generado por el negocio nuevo. (Esto cambiaría si se aprueba la propuesta del Ejecutivo en el nuevo código de incentivos, pero esa legislación está detenida en la Legislatura.)


Para recibir los beneficios de exención contributiva, se tiene que suscribir un acuerdo entre el emprendedor y la Compañía de Comercio y Exportación (CCE) que valide la elegibilidad del negocio para recibir los incentivos. Los beneficios se limitarán a un solo negocio por cada joven empresario y todos los accionistas o miembros del nuevo negocio deben ser jóvenes empresarios.


Otro incentivo que hay que considerar se encuentra dentro del propuesto Código de Incentivos (P. de la C. 1635), el cual establece unos beneficios contributivos para las PyMES en el subcapítulo B del subtítulo B- Incentivos de Desarrollo Económico. El Código define “PyMES” como las entidades cuyo promedio de volumen de negocio (ingreso bruto) no exceda los $3 millones, por tres años. Las PyMES que se creen a partir de la fecha de efectividad del Código de Incentivos que soliciten un decreto de exención contributiva podrían beneficiarse de los siguientes incentivos:


Primeros 5 años del Decreto

Tasa fija de contribución sobre ingresos de 2%

100% de exención en la contribución sobre la propiedad mueble e inmueble (CRIM)

100% de exención en patentes municipales


Periodo remanente del Decreto (año 6 al 15)

Tasa fija de contribución sobre ingresos de 4%

90% de exención en la contribución sobre propiedad mueble e inmueble (CRIM)

60% de exención en patentes municpales

Un negocio exento que se considere una nueva PyME podrá solicitar al DDEC un estímulo monetario por compras de productos manufacturados en Puerto Rico de hasta un treinta por ciento (30%) de las compras de tales productos.


No obstante, aunque existe la intensión de parte del Ejecutivo de aprobar estos incentivos antes de que termine el año, dependerá de la versión que logre pasar la Legislatura y de los ajustes que a la propuesta le imponga la junta de control fiscal.

0 vistas

249 Las Marías, Hyde Park

San Juan, PR 00925

©2018 by Food Business PR

Designed by Camaleon-pr.com