• Yanira Hernández Cabiya

Cuando la familia es la fórmula del éxito


¿Quién no reconoce la marca de Metropol? Para los baby boomers, es aquel nostálgico restaurante familiar de comida cubana, que comenzó en Puerto Rico para el 1965. Pero para las generaciones más jóvenes, Metropol es el restaurante familiar de comida criolla y cubana más reconocido y exitoso del País.

Su fórmula de “calidad, precio y porciones”, ha sido clave para posicionarse como uno de los lugares preferidos de la familia puertorriqueña. Mas ese éxito no ha caído del cielo. Ha sido posible gracias al trabajo y dedicación de sus socios los hermanos Alex y Christian Ravelo y Reynaldo Vega.


Christian y Alex, son nietos de don José “Pepe” Canosa y doña Raquel Canosa, fundadores del Metropol cuando se establecieron en la Isla tras emigrar de Cuba. Tristemente, el día que realizabamos esta entrevista, la familia se reunía para despedir a doña Raquel, quien había fallecido en horas de la mañana.


“Estos últimos años no han sido los mejores para la industria, pero en Metropol nos hemos ido adaptando, creando nuevos platos y especiales; productos diferentes y económicos que nos han ayudado a crecer”, dice Christian Ravelo.


“Las generaciones cambian y ahora (el sector de comida preparada) nos hemos convertido en una necesidad, porque en la casa los dos trabajan y no hay tiempo a veces para preparar la comida. Así que hay ocasiones en las que somos la opción para las tres comidas de una familia”, destaca Vega desde su oficina aledaña al establecimiento de Hato Rey.


La clave del éxito del Metropol se fundamenta en haber identificado sus áreas de oportunidad, adaptarse a las nuevas necesidades de sus clientes y mantener una comunicación y supervisión directa de la operación para asegurarse que se siguen correctamente los estándares de calidad.


De esta manera, han logrado abrir unas ocho localidades alrededor de la Isla y otras tres están en camino, la primera en el Dolphin Mall en Miami, Florida; otra en el Mall of San Juan y una tercera en el Aeropuerto Internacional Luis Muñoz Marín.


“No han sido los mejores años (para el sector de restaurantes) pero nos hemos ido adaptando, creando nuevos platos y especiales, productos diferentes y económicos. De un restaurante clásico familiar nos hemos movido a uno más moderno con alternativas para todos en la familia”, afirma por su parte Ravelo. Apunta que siempre hay espacio para crecer, “si mantienes el servicio” que esperan tus clientes. “Somos una empresa familiar y así le gusta a la gente que se corra la operación”, añade.



El reto de un amplio menú

Los clientes asiduos al Metropol pueden asistir para almuerzo o cena hasta cuatro veces en una semana. Vega tiene claro que para lograr esa fidelidad en el patrocinio, la calidad, variedad y precios de su menú son claves. El Metropol tiene, quizás, uno de los menús más amplios y variados en la Isla. Entre sus platos se puede encontrar la típica gallinita cubana rellena y arroz congrí; el tradicional arroz con gandúles y pernil boricua; un buen pescado, hamburguesas con papitas o espaguetis con salsa de carne.


La variedad es extensa, pero Vega admite que manejar ese inventario es “complicadisimo”. “Nosotros hacemos inventario dos veces por semana y soy bien exigente con esa mercancía. Yo soy el que compro y trato, todas las mañanas de mantener una comunicación directa con los jefes de cocina para saber que tienen y que no les llegó. A mí me gusta lo que hago. Esa es la parte que más disfruto del negocio”, destaca.


Vega indica que aunque un menú más sencillo es más fácil de manejar, iría en contra de lo que ha sido el emblema de la marca por los pasados 53 años. “Creo que vas ajustando tu menú a lo que la gente quiere o no quiere. Usualmente lo que hago es que reemplazo (los platos que ya no tienen mucha salida) porque queremos apelar a todo público y te explico por qué. Nosotros somos un restaurante familiar y yo quiero que desde el niño que tiene 5 o 6 años encuentre algo que le encante en el menú”.


“Los que deciden en una familia a donde uno va a comer son los hijos. Entonces parte del racional que utilizo es como enamoro esos hijos para que la alternativa no sea ir al sitio que tiene la bomba. Quiero que el niño le diga al papá o a la mamá quiero ir Metropol y hemos añadido unos platos que nos ha dado ese factor. Mi mejor cliente son los niños por eso tenemos hamburguers, arroz y habichuelas, filetillos de pollo, sandwiches; pero a la vez tenemos excelentes opciones para los papás”.


En ese sentido, Vega destaca que además de la variedad, la calidad de los alimentos que preparan es esencial. “El bistec, el churrasco, tiene que ser de buena calidad. Me tiene que gustar a mí. Yo soy bien exigente con lo que compramos”, afirma.


Los especiales

Otro factor importante en el éxito del Metropol son sus precios.

“Un amigo me dijo una vez -Rey vas a entrar en esto (poner platos en especial) pero una vez entres no vas a poder salir -y es una realidad. Nosotros tenemos un plato de calidad, servido en mesa, fresco, por $8.99. Media gallinita rellena por $6.99, creo que es una fórmula bastante agresiva que nos ha resultado”.


“Uno tiene que irse adaptando”, insiste Vega. “Me gustar mirar el mercado, ver lo que lo demás hacen y criollizarlo. Creo en la competencia, creo que aquí hay mercado para todo el mundo. La competencia nos ayuda a mejorar”.


Expansión

Ese éxito alcanzado en los pasados años, les ha permitido mirar nuevos mercados. En enero comienzan la remodelación del local que abrirán en el espacio del antiguo Brío en Mall of San Juan. Para marzo anticipan abrir el local del Dolphin Mall en Miami, su primer establecimiento fuera de Puerto Rico y más adelante en el año, el local en el aeropuerto como parte una alianza con Management Group Investors (MGI, LLC.).


“Hay que aspirar a ser el mejor en todo lo que uno hace, saber escuchar y aprender de los que ya han pasado con esto. A mí me ha ayudado mucho el escuchar y compartir con personas que manejan operaciones mucho más grandes de las que nosotros manejamos. Hay que saber, conocer tu negocio. Saber tus fortalezas y debilidades; hacia adonde lo quieres llevar, hacia donde esa clientela quiere que tú llegues. Hay que tener presencia y controles. Los negocios no corren solos”.

249 Las Marías, Hyde Park

San Juan, PR 00925

©2018 by Food Business PR

Designed by Camaleon-pr.com