• Food Business

Cambios contributivos para la planilla del 2019

Por Yanira Hernández-Cabiya

Se acerca la temporada contributiva por lo que es importante revisar los cambios que entran en vigor este año como parte de las enmiendas legisladas recientemente.


Para los negocios de comida como restaurantes, cafeterías y foodtrucks el primer cambio importante, aunque no tiene que ver con sus ingresos, es la reducción al 7 % del impuesto a las ventas a alimentos preparados. Es importante que sepas que para poder cobrar el IVU del 7% debes estar registrado como comerciante, no tener deudas con Hacienda y tener tu punto de venta conectado al sistema de Hacienda. Si cumples con los requisitos, se te certifica para que puedas cobrar la tasa reducida.


Otro elemento que cambia este año, es la retención por concepto del ‘business to business’ (B2B), que es el impuesto que se paga cuando se compran servicios de negocio a negocio. Desde marzo de 2019, se amplió la exención de IVU aplicable a servicios entre negocios para que aquellos comerciantes cuyo volumen de ventas anuales sea de $200,000 o menos, no tengan que cobrar y retener el impuesto. Previo a la Ley 257-2018, la exención aplicaba a aquellos comercios cuyo volumen de ventas anuales sea de $50,000 o menos.

Prórroga automática

A partir de este año, los comerciantes podrán solicitar una prórroga automática de hasta seis meses, en lugar de tres, contados a partir de la fecha prescrita para la radicación de la planilla. No obstante, este beneficio no exime de que el 15 de abril el contribuyente tenga un estimado de lo que debe pagar a Hacienda y lo remita. Rafael Cruz, subsecretario auxiliar de Rentas Internas explica que esta prórroga es para aquellos contribuyentes que no tienen toda su documentación para el 15 de abril. Si se acoge, debe presentar su planilla en o antes del 15 de octubre. “Pero deben recordar que la contribución debe estar satisfecha al 15 de abril”, recalca Cruz. Para solicitar la prórroga debe hacerse de forma electrónica a través de la plataforma de SURI.


Asimismo, los individuos que tienen industria o negocio propio recibirán un descuento equivalente al 5 % en la contribución. Es decir, que a la cantidad que debía pagar en contribuciones se le resta el 5 % y esa cantidad es la que debe pagar a Hacienda.

Otros cambios relacionados con los gastos del negocio:


· Depreciación:

Todo negocio cuyo volumen de negocio sea $3,000,000 o menos, podrá elegir determinar la depreciación de sus activos utilizando una vida útil de 2 años. Antes la depreciación era de acuerdo con la vida útil promedio del producto en el mercado. Esto no aplica a propiedad inmueble y automóviles. La elección se hace en el Anejo E1.


“Es decir, que si compraste un equipo con un costo de $10,000 puedes elegir reclamar la depreciación la mitad este año y la otra mitad el año próximo”, explica el subsecretario.

· Uso y mantenimiento de vehículos de motor:

A partir del 1 de enero de 2018 se incorporó al Código de Rentas Internas de 2011 la elección que tiene todo negocio para reclamar la deducción por gastos incurridos por el uso y mantenimiento de automóviles para uso oficial del negocio a base de 60 centavos por milla o reclamar el gasto real. Esto incluye reparaciones, seguros, mantenimiento y gasolina, entre otros.


Si se va a reclamar por centavo por milla, debe presentarse bitácora de viajes y la razón del viaje. Si por el contrario se reclama el gasto real entonces hay que remitir evidencia y recibos de esos gastos.


· Deducción por pérdida neta en operaciones:

Los dueños de negocios con pérdidas, antes podían arrastrar al próximo año contributivo, hasta un 80 % de la pérdida contra los ingresos del negocio. Para la Planilla del 2019 se permite arrastrar hasta un 90 % de la pérdida no utilizada.

· Deducción para patronos de empresas privadas que empleen a jóvenes universitarios:

Esta es quizás uno de los incentivos más importantes para los dueños de restaurantes, cafeterías y foodtrucks, pues les permite tomar una deducción de 150 % del salario pagado a cada joven universitario que emplee. Para poder reclamar esta deducción, el universitario debe estar contratado por un mínimo de 20 horas semanales, durante nueve meses consecutivos o por un mínimo de 800 horas durante el año contributivo. Además, el salario pagado tiene que ser mayor de $10.00 por hora y debe ser reportado en un Formulario W-2.


Esta deducción incentiva a los patronos a brindar mejores beneficios de contratación a jóvenes universitarios, mientras se benefician contributivamente, al tiempo que les ayuda para conseguir mano de obra para sus negocios.


Para más información puede acceder a la página del Departamento de Hacienda http://www.hacienda.gobierno.pr

22 vistas

249 Las Marías, Hyde Park

San Juan, PR 00925

©2018 by Food Business PR

Designed by Camaleon-pr.com