• Food Business

5 Minutos con Eduardo Cortés

Actualizado: 24 de abr de 2019

Por Jaime Torres Torres

Cuando uno nace en una industria familiar, que además es exitosa, lo que queda es innovar.


Ese es el caso de Eduardo Cortés, vicepresidente de Investigación y Desarrollo de la empresa Cortés Hermanos. Eduardo, a sus hermanos Ignacio y Carlos, sigue la tradición de arduo trabajo y amor al cacao, iniciada por su bisabuelo español Pedro Cortés Forteza; que luego siguió en Puerto Rico por su abuelo y su padre, ambos conocidos como Ignacio.


Tras 90 años manufacturando alimentos derivados del cacao, estas cuatro generaciones de hermanos Cortés decidieron explorar nuevos caminos y están a punto de abrir el segundo Choco Bar Cortés, un espacio gastronómico en donde el chocolate asume un rol principal.


¿Cómo surgió la idea de la fundación del restaurante Choco Bar?

“Fue la inspiración de mi mamá Elaine Shehab. Siempre ha sido bastante creativa y emprendedora. Se ha identificado mucho con la empresa. Buscó la manera de manifestar sus cualidades emprendedoras y entendió que la iniciativa del restaurante en el Viejo San Juan era una herramienta de mercadeo y promoción que justificaba el proyecto a pesar de sus riesgos económicos. Ha sido muy bueno para los locales y los turistas. Optó por contratar un chef con experiencia, Ricardo De Obaldía”.


¿Cómo describe el proceso de desarrollo y el aprendizaje adquirido durante la diversificación de la línea de productos Cortés?

“Tratar de identificar las preocupaciones, más que los intereses del mundo y la población en general. Lo hicimos y nos identificamos con ellas. Eso movió la inspiración que necesitábamos para complacer al consumidor. Por ejemplo, si la gente está preocupada por su salud o la liquidez del producto, debíamos desarrollar productos para sus necesidades, incluso a la hora de gastar. Así como si les preocupa el medio ambiente, desarrollar productos amigables. El aprendizaje, al atender sus necesidades de una manera genuina, es mucho. La gratificación sobre el trabajo que se hace es muy buena y nos ayuda a superar retos positivamente”.


¿Cómo describe el Chocolate Cortés y los sabores del menú de su restaurante?

“Es un chocolate a base de cacao que cosechamos con agricultores de San Francisco de Macorís y en Puerto Rico en fincas de agricultores que nos suplen desde San Sebastián, Maricao, Moca y Ciales. Así, no es cacao importado. Lo manejamos fresco y la frescura de la materia prima principal permite que nuestros productos proyecten el sabor real del cacao, bien a chocolate. En el Choco Bar, el menú es diverso para cualquier paladar y le da la opción a las personas de probar el chocolate de maneras que quizás nunca imaginaron, sin que sea algo empalagoso”.


¿Hacia dónde se encamina Chocolate Cortés?

“Hacia la diversificación de su oferta de productos y experiencias, atadas a los intereses de la población de hoy y del futuro. El Choco Bar, por ejemplo, lo expandiremos. La marca Chocolate Forteza, que es un chocolate premium, se caracteriza porque reduce ampliamente la proporción de azúcar en el producto, usando cacao de Puerto Rico y República Dominica, tratando de aportar a sostener la agricultura local, con empaques menos dañinos para el medio ambiente”.

249 Las Marías, Hyde Park

San Juan, PR 00925

©2018 by Food Business PR

Designed by Camaleon-pr.com